Si cada persona es un mundo, cada familia es un universo. Las dinámicas de las relaciones familiares y las de sus miembros respecto a la empresa pueden ser tan diferentes entre una familia y otra, que vuelven inútiles los intentos de aplicar las mismas reglas de una familia a otra distinta, lo que hace necesario que cada familia geste por sí misma (aunque asistida y guiada por un especialista) las reglas que habrán de regir sus relaciones.

En un intento de sistematizar y ordenar los tipos de familia, muchos autores han propuesto diferentes modelos que toman en cuenta diversos aspectos o dimensiones. Una parte de ellos son los que se enfocan en la dimensión cultural de la familia empresaria.

A continuación veremos el modelo planteado por el americano Gibb Dyer, que establece tres tipos distintos de familias empresarias de acuerdo a sus patrones culturales: la Familia Patriarcal/Matriarcal, la Familia Colaboradora, y la Familia Conflictiva.

Familia Patriarcal / Matriarcal:

Este tipo de familia se caracteriza por ser su figura dominante el padre de familia, o la madre. Es dominante porque todas las decisiones importantes relativas a la familia y la gestión de su patrimonio son adoptadas por el líder familiar , el que espera que estas decisiones tomadas por él se acaten de forma obediente por parte de todos los miembros de la familia.

La vida familiar suele girar en torno a él y sus deseos. Los líderes en este tipo de familias son quienes formulan los objetivos para todos los miembros de la familia, aun para los muy mayores que ya tienen formada la suya propia.

Lo más frecuente en las familias de tipo patriarcal (de acuerdo a su modelo cultural), es que exista un alto nivel de secretismo, donde solo el líder conoce bien los detalles de las actividades. Esto suele llevar a una escasa transparencia con los hijos, e incluso con su cónyuge, en general por la poca confianza en las habilidades de la familia para manejar más información y responsabilidad.

Familia Colaboradora:

A diferencia del tipo de familias referidas en el punto anterior, en una familia Colaboradora el líder suele tener más confianza en los demás miembros de la familia, por lo que los hace partícipes de determinadas ideas, incluso apoyándose en ellos para tomar ciertas decisiones.

Existe un sentido de implicancia más profundo, pues los familiares sienten que tienen la posibilidad de influir, ser escuchados y tomados en cuenta,

Por lo general estas familias comparten objetivos y valores. Tienen gran énfasis en mantener la solidaridad familiar e intentan desarrollar su trabajo de forma cooperativa.

Familia Conflictiva:

Según el modelo que plantea Dyer, este tipo de familias se caracteriza por la ausencia de metas compartidas. Cada uno actúa por su cuenta, siendo los motivos y deseos individuales los que guían las acciones de cada uno de sus miembros.

Suele existir un gran sentimiento de desconfianza, que se pretende contrarrestar con un estado de alerta “a la defensiva”.

Esta falta de confianza, hace a menudo incapaces de desarrollar mecanismos para la resolución de problemas, por lo que no logran limar las diferencias que existen entre ellos.

En definitiva, se caracterizan por la desconfianza, el conflicto y la alienación existente entre sus miembros.


Conclusión:

Según el modelo que se presenta, las familias empresarias se pueden clasificar según sus patrones culturales en tres: Familia Patriarcal/Matriarcal, Familia Colaboradora, y Familia Conflictiva.


Bibliografía: Modelos de empresa familiar, Fernando Alvarez Gomez y Carmen Ruiz, 2017.


  • Nueva publicación: El PROTOCOLO FAMILIAR EN LA EMPRESA FAMILIAR: ✅ LAS 10 CLAVES QUE DEBES SABER
    Accede al nuevo artículo que hemos escrito con el Dr. Marco Antonio Manzano Palomero, donde encontrarás las 10 claves que debes saber sobre el Protocolo Familiar, incluyendo comentarios prácticos sobre como comenzar, precios, modelos, y con el PLUS de un e-Book gratuito, descargable también en su sitio.
  • Los “tres círculos” de las Empresas Familiares
    La complejidad de las relaciones existentes en las Empresas Familiares puede ser fácilmente representada por el “modelo de los tres círculos“, desarrollado hace mas de 40 años por Jhon Davis como resultado de la necesidad de organizar a las personas que entrevistaban en un estudio que se estaba llevando a cabo en Empresas Familiares. Los […]
  • ¿Qué es Gestionar la Empresa Familiar?
    Gestionar la Empresa Familiar es poner orden en las relaciones entre familia y empresa, permitiendo, simultáneamente, desarrollar las ventajas competitivas de la empresa y desarrollar una familia saludable.
  • Tipos de Familia según su cultura ¿Sabes cuál es el de la tuya?
    Según el modelo que se presenta, las familias empresarias se pueden clasificar según sus patrones culturales en tres: Familia Patriarcal/Matriarcal, Familia Colaboradora, y Familia Conflictiva.
  • Capitanitis: ¿aceptas sin cuestionar las decisiones equivocadas del capitán?
    En empresas familiares donde sus líderes son auténticos capitanes, una ventaja competitiva puede tornarse rápidamente un problema cuando el resto de su “tripulación” deja de discutir sus decisiones por equivocadas que parezcan. La creación de órganos de gobierno y profesionalización de la empresa, enmarcadas en un proceso de relevo generacional, no solo pueden solucionarlo sino también prevenirlo.

Categories:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *